dilluns, 3 d’octubre de 2016

'Un Monstruo Viene a Verme' (Novela)


Cuando vi por primera vez el libro de Un Monstruo Viene a Verme en la librería que suelo visitar para saber los nuevos estrenos novelísticos se me abrió el corazón. Me obligó a compararlo porque sabía que en octubre, Juan Antonio Bayona -un director que me gusta mucho- estrenaría la adaptación del libro a la gran pantalla. 

Me lo compré un lunes y me lo terminé un viernes. Algo que no me había sucedido antes: terminarme un libro en tan poco tiempo. Y, una vez leído pensé: ¿por qué me ha pasado esto? Lo fácil de pensar es que al haberme conquistado tan rápido, sin querer me adjudiqué leerlo sí o sí -soy mucho de empezar libros pero nunca terminarlos-. Lo que no sabía es que fuera tan pronto porque todavía quedan algunos meses para que se estrene. Pero lo que tengo claro es que no se me olvidará. ¿Por qué?



El libro escrito por Patrick Ness con una idea original de Siobhan Dowd cuenta la historia de un niño de 12 años muy introvertido que tiene pesadillas por las noches, un monstruo como amigo, una abuela muy fría, una madre enferma, unos compañeros de clase peculiares, etc. Podríamos pensar que es una historia cualquiera pero ya os aseguro que para que me entrase en mi corazón es que tiene algo más. 


Primero de todo y en los aspectos técnicos, la narración de los hechos es dinámica y no cansa en ningún momento. Los capítulos no son muy largos y, en su conjunto, todo lo que se lee es interesante y reflexivo por lo que obliga a pensar en el protagonista y ponerse en su papel. No es un libro muy largo -solo 206 páginas- y te lo puedes leer en un fin de semana porque te engancha desde el principio. Y os preguntaréis: eso ya lo has dicho. ¡Dame razones! 

Personalmente, pienso que la virtud del libro es la imaginación. Creo que lo que hace estar pasando páginas horas y horas es que enseguida te ves envuelto en la historia y cada instante que pasa te lo crees e imaginas. Desde la primera página estás buscando la razón de las pesadillas continuas de Conor -el niño- y de lo que le sucederá después. Y, asimismo, estás preguntándote constantemente el motivo de sus reacciones, acciones, pensamientos, etc. Además, pienso que no es una historia convencional sino más bien original en la cual resalta el valor de la relación humana -sobretodo maternofilial-.



Como bien dice Juan Antonio Bayona en su prólogo, la historia refleja el tránsito desde la infancia hasta la madurez y, en este caso, el niño decide dar el paso antes para poder descubrir que la vida no es como te la esperas y no siempre ganas en ella. Me quedo con la frase de: "Crecer es aceptar la incertidumbre". El escritor consigue hacer un retrato psicológico del niño muy profundo en el cual nos podemos ver identificados sin ninguna duda. Eso sí, cada uno hará su interpretación de cada momento gracias a las historias que se cuentan y los mensajes que se sueltan. Cuando has leído un poco puedes prever por dónde irán los tiros pero lo que te remueve por dentro es ese interrogante que te va dejando continuamente. Un interrogante poco típico.


Un Monstruo Viene A Verme es una historia original, curiosa, maravillosa, maliciosa, negra y muchos otros adjetivos positivos. Sinceramente, no a todos os gustará, pero os aseguro que lo que esperáis puede llegar pasando pero será contado con el alma y el poderío de Patrick Ness que remarca el hecho de que la fantasía es una forma de articular la verdad y, junto con el monstruo esto se verá.



No sé cómo habrá enfocado la historia Juan Antonio Bayona. Desde luego lo puede hacer desde mucho ámbitos, pero espero que de alguna manera u otra consiga entrar al corazón del espectador para poder crearle la sensación de incertidumbre e invitarle a imaginarse cada elemento de la historia ya que todo ella lo vale.