dimarts, 21 de març de 2017

Taboo (Serie TV): episodio uno

El 7 de enero de 2017 empezó una serie ambiciosa de HBO protagonizada por Tom Hardy quien se encarga de hacer el papel principal de James Keziah Delaney, un hombre que se le dio por muerto tras el hundimiento de un barco de esclavos en el que estaba. Desde entonces, en Londres no han parado de surgir rumores acerca de su paradero y posible existencia hasta que, definitivamente, vuelve a aparecer en la ciudad.

Primer capítulo (puede contener algún spoiler menor)
El primer capítulo empieza con la llegada de James Delaney a la ciudad para ver enterrar a su padre loco y solucionar la cuestión del testamento. Paralelamente, tiene una hermanastra -actuada por Oona Chaplin- con un marido autoritario que se mueve por intereses.

El capítulo dura 55 minutos -ritmo lento que no aburre- y se define por una cosa: Tom Hardy. El actor hace su papel creíble, temido y misterioso que, a su vez, le inyecta a la serie todos los ingredientes de un thriller. Sus apariciones ponen al espectador en un aprieto para saber qué dirá, qué hará o a quién mirará. Su mirada penetrante, su aspecto dejado y secreto y su incógnita vida dan oportunidad a las especulaciones para que pensemos y fijemos en él.

Mientras tanto, el capítulo sigue por los barrios de Londres con una representación exagerada de sus calles sucias y llenas de vagabundos. En otra perspectiva, nos presenta a la burguesía adinerada y creída cuando se trata el tema principal del episodio: el testamento del padre Delaney. Para ello, tratan el tema de Nutka, una isla estratégica que interesa al Reino Unido poseer por su entrada directa a China y quitar territorios a Estados Unidos, país con el cual están en guerra.


El capítulo presenta una idea clara que, seguramente, desarrollará en sus próximos minutos: explicar la vida de James Delaney. Y, con ello, tenemos asegurados minutos repletos de una estética negra y oscura, un Tom Hardy que nos pondrá la piel de gallina, un diálogo que nos hará vibrar y un misterio a resolver.


Os dejo una frase: "Uno recuerda mejor a quién admira que a quién desprecia".

La recomendamos a esas personas que les guste Tom Hardy, el misterio y las series de época.

Cap comentari :

Publica un comentari a l'entrada